La guía definitiva y completa sobre plataformas aéreas

La guía definitiva y completa sobre plataformas aéreas - easyAlquiler blog
compartir:

Las plataformas aéreas son la evolución natural del andamio clásico y forman parte de la maquinaria indispensable para empresas o particulares que tienen que realizar trabajos en altura.

John L. Grove es el inventor de la primera plataforma.
Ansioso por poder realizar trabajos en altura, de forma rápida y sin necesidad de utilizar andamios, inventó la primera plataforma en 1970, en Estados Unidos.

No hace falta decir que fue un éxito instantáneo. El primer prototipo, el carro motorizado con brazo elevador y cesto, demostró ser mucho más efectivo que los métodos clásicos, revolucionando el mundo del trabajo en altura.

Hasta el día de hoy, las plataformas aéreas continúan evolucionando continuamente, diversificándose en forma, altura alcanzable y peso soportado.

En esta sencilla y completa guía, examinaremos juntos los diferentes tipos de plataformas aéreas, su funcionalidad y su uso.

La importancia de las plataformas aéreas en el trabajo

Cuando hablamos de la revolución del mundo del trabajo en altura, nos referimos a la rapidez y sencillez con las operaciones que se realizan ahora. Una plataforma aérea es fácil de maniobrar y tiene dimensiones mucho más pequeñas que los andamios fijos tradicionales. Si bien estos últimos son los preferidos en el caso de obras que duran varios meses porque permanecen fijas y no requieren combustible, por otro lado requieren permisos especiales y más mano de obra para mover el material necesario.

Como ya hemos comentado, este tipo de equipos permite levantar cargas pesadas o trabajadores y se suele utilizar para la rehabilitación, construcción o mantenimiento de edificios. Si se realiza de la forma más correcta y respetando las normas de seguridad, cada proyecto se lleva a cabo en poco tiempo y con un mayor ahorro en fuerza, mano de obra y esfuerzo. Sin embargo, lo más importante será elegir la plataforma aérea más adecuada para el tipo de trabajo a realizar. Vemos ahora los principales componentes de las plataformas aéreas y a continuación algunos de los tipos de plataformas aéreas más conocidos y usados.

alquiler-plataforma-aerea-easyAlquiler

Los principales componentes de una plataforma aérea

Las plataformas aéreas, aunque difieren en su altura alcanzable, peso máximo de elevación y movilidad, tienen ciertas características estructurales inevitables en común:

El marco

A menudo llamado base o carro base, es la base de toda la plataforma que mantiene estable la parte extensible y puede ser autopropulsada o simplemente remolcable. El bastidor puede tener distintas características, dependiendo del tipo de plataforma. En el caso de plataformas telescópicas o autopropulsadas articuladas, el bastidor descansa sobre 4 ruedas, puede moverse libremente y está conectado a dos ejes sobre los que se instala la parte extensible. Precisamente de este elemento constructivo dependen la velocidad de movimiento, la capacidad de dirección y el tipo de pendiente sobre el que puede operar la plataforma.

Los estabilizadores

Son componentes accesorios montados en el bastidor y que se utilizan para mantener la plataforma firme y estable durante la posición de trabajo. Utilizados principalmente para plataformas sobre camión o araña, los estabilizadores distribuyen mejor la carga, aumentando la superficie de apoyo. Similar a los cilindros hidráulicos y presentes en números pares (dos o más por lado), estos componentes se utilizan para evitar vuelcos u oscilaciones peligrosas, nivelando el bastidor dentro de la inclinación máxima esperada.

Estructura extensible

También identificado como el brazo de la plataforma, es la estructura que permite que la plataforma alcance la altura necesaria. Fijado con pernos al marco, puede ser con brazo telescópico, articulado o con mecanismo de tijera. La velocidad máxima de ascenso es de 0,4 metros por segundo y suele estar conectada al Jib, que también te permite realizar movimientos de rotación.

El sistema hidráulico

compuesto por válvulas, manómetros y tuberías flexibles o rígidas, está especialmente diseñado para soportar altas presiones durante el trabajo. Para garantizar la máxima seguridad, las plataformas están equipadas con indicadores de los niveles máximos de presión soportados y válvulas de bloqueo para evitar movimientos bruscos que puedan provocar daños en la máquina.

La plataforma

Más conocida como la “canasta”, es la parte móvil que, conectada a la estructura extensible, es capaz de llegar a las áreas de trabajo. El operario posicionándose de forma segura en el interior, puede realizar trabajos de reparación, construcción o inspección. Fabricado con materiales ligeros y resistentes, suele estar equipado con un sistema de rotación y una puerta de acceso. La superficie debe ser necesariamente antideslizante y drenante, para evitar posibles accidentes laborales.

Controles eléctricos

Para operar y utilizar cualquier plataforma aérea, se necesita un cuadro eléctrico, generalmente colocado en el suelo y equipado con interruptores de protección. Muchos modelos también están equipados con controles en la plataforma, así como enchufes para usar herramientas eléctricas. Todo el sistema está protegido contra cualquier daño eléctrico o mecánico y solo puede ser operado por personal autorizado que tenga la clave de acceso.

Los principales tipos de plataformas aéreas

Aunque el uso sigue siendo casi el mismo para todos los modelos del mercado, las plataformas se diferencian principalmente en la forma, la funcionalidad y el peso máximo soportado.

Plataformas verticales

Las plataformas verticales son el modelo más eficiente y utilizado hasta ahora. La estructura consta de un vagón autopropulsado y un sistema de elevación con brazos cruzados, sobre el que se apoya una cesta con mandos a bordo. Aunque la canasta es siempre rectangular, puede tener diferentes dimensiones.

Dada la facilidad con la que se pueden maniobrar, estas plataformas aéreas se suelen utilizar en los espacios más reducidos, en fábricas o almacenes. Entre los usos más compatibles con su alcance y capacidad, se encuentran las actividades de restauración de edificios, pintura, instalación de sistemas o colocación de placas de yeso.

Otra distinción importante es el tipo de motor incorporado en las plataformas, ya sea térmico o eléctrico. Si bien el funcionamiento del primero es bastante intuitivo, cada vez más emprendedores parecen favorecer las plataformas aéreas eléctricas. Estas últimas suelen ser más compactas y adecuadas para espacios reducidos o con menos margen de maniobra. La batería alojada dentro de un contenedor de acero herméticamente sellado hace que la máquina sea aún más ligera.

Otras ventajas de las plataformas verticales eléctricas:

· Son mucho más silenciosas que las demás, lo que permite cumplir con la normativa sobre umbrales de emisión de ruido incluso en centros habitados o históricos.

· No es necesario disponer de una toma de corriente. Con lo cual no hay riesgo de dañar el cable de conexión o la posibilidad de que el operador se tropiece con el cable.

· Las baterías incorporadas tienen una excelente autonomía, que suele ser suficiente para toda la jornada laboral.

¿Qué pasa con las plataformas aéreas verticales con motores térmicos? Pues bien, no se puede negar que este tipo de plataformas también tiene sus ventajas, en primer lugar un menor coste.

La mayoría de plataformas de este tipo están equipadas con estabilizadores, lo que las hace mucho más adecuadas para trabajos a realizar al aire libre y en terrenos inclinados o compactos. Suelen utilizarse para cualquier tipo de intervención en la edificación, para el montaje industrial e incluso para la poda de grandes árboles.

La necesidad de mantener la estabilidad al máximo hace que estas plataformas verticales cuenten con neumáticos gruesos y resistentes y, en algunos casos, incluso se apoyen sobre un tren de rodaje con orugas que mejora el agarre al suelo. Al optar por este modelo se pueden alcanzar alturas que van más allá de los 20 metros, recordando sin embargo que el diseño es ciertamente más voluminoso, llegando incluso a alcanzar los 400 cm de ancho.

Plataformas telescópicas

Tienen una estructura formada por un carro móvil que utiliza un sistema de elevación de brazos para mover una cesta hacia arriba. Este último, lo suficientemente grande para levantar tanto a los trabajadores como al material, también está equipado con controles a los que el operador puede acceder fácilmente a bordo.

Las PEMP equipadas con sistema telescópico son capaces de realizar grandes movimientos horizontales, mientras que las articuladas tienen mayor flexibilidad y pueden superar cualquier obstáculo. Ambos modelos suelen tener un sistema de rotación hidráulico, también llamado Jib, que le permite girar incluso más de 360 ​​grados.

Gracias al tamaño de la plataforma y su flexibilidad, que le permite bajar o subir verticalmente, estas plataformas son adecuadas para cualquier tipo de trabajo, ya sea de reparación, construcción, mantenimiento, inspección o instalación.

La peculiaridad de este PLE es sin duda su sistema hidráulico, capaz de soportar grandes pesos, y su amplia plataforma. El acceso a este último se realiza a través de una puerta o escotillas colocadas en la superficie de paso y además de los controles también hay luces de seguridad que le ayudan a controlar el correcto funcionamiento de la máquina.

plataforma aérea telescópica - easyAlquiler Blog

Plataformas sobre camión

Para disfrutar de la máxima movilidad y versatilidad, este es definitivamente el tipo de plataforma que debe elegir. Esta es la herramienta de elevación típica, pero no está montada en una estructura fija o con ruedas, sino en la parte trasera de un camión. La mayor ventaja es la capacidad de moverse libremente en la carretera, trasladarse rápidamente al lugar de trabajo o al nuevo sitio de construcción.

Ya no necesitarás vehículos pesados ​​para cargar y transportar tu plataforma, pudiendo utilizarla para los mismos usos que los ya presentados. En este caso, la estabilización está garantizada por el peso del doble bastidor: el de la carretilla y el bastidor auxiliar, anclado al primero con tornillos. Aunque también están equipadas con estabilizadores, es aconsejable no utilizar estas máquinas en terrenos demasiado difíciles o inclinados.

Dada la amplia movilidad, estas herramientas se utilizan a menudo para trabajos de renovación, mantenimiento o ingeniería de plantas.

Hay otros 3 elementos a tener en cuenta a la hora de elegir una plataforma montada sobre camión, es decir, si son:

Plataformas articuladas:

las mejores para alcanzar grandes alturas de trabajo, ya que están equipadas con brazos articulados o telescópicos muy flexibles. La estructura tiene un anillo giratorio con soporte hidráulico mecánico que sujeta firmemente la junta extensible.

Plataformas telescópicas sobre camión:

La pluma incorporada se eleva rápidamente y hasta un máximo de 40 metros. La seguridad y la estabilidad están garantizadas por los estabilizadores hidráulicos, mientras que la base giratoria de 180 grados es perfecta para llegar incluso a los lugares más estrechos.

Plataformas con o sin Jib:

este último juega un papel fundamental en la flexibilidad de la plataforma. Las plataformas que están equipadas con él pueden aumentar la cantidad de movimientos realizados, moviendo al operador tanto vertical como horizontalmente. El Jib incluso se puede quitar, ya que está conectado a la grúa con 4 conectores y un pin.

Alquiler de plataforma aérea: aspectos a considerar


¿Quieres alquilar una plataforma aérea, pero quieres estar seguro de que estás eligiendo bien? Ya hablamos sobre porque alquilar una plataforma aérea, pero aquí también te dejamos los siguientes consejos:

· Asegúrate de que sea el tipo de plataforma que más te conviene

Un buen servicio de alquiler te proporciona una amplia gama de maquinaria y equipos, pero serás tú quien seleccione el producto adecuado para el tipo de proyecto que estás llevando a cabo. Para no cometer errores, toma en consideración elementos fundamentales como: el tipo de suelo sobre el que tienes que trabajar, el peso máximo a transportar, la altura a alcanzar, los costes adicionales y el tipo de potencia que prefieres.

· Comprueba el peso máximo soportado

En el mercado existen diferentes tipos de plataformas aéreas adecuadas para trabajos específicos. El peso máximo de apoyo también está íntimamente ligado a la forma de la plataforma. Por ejemplo los que tienen brazos son preferibles para aterrizar en altura, mientras que los autopropulsados ​​verticales pueden levantar grandes pesos. Igualmente importante es también la estabilidad y el suelo sobre el que la máquina deberá apoyar mientras mueve la carga hacia arriba.

· Prestar atención al tipo de alimentación elegida

Las plataformas aéreas pueden equiparse con motor térmico, eléctrico o combinado. También en este caso la elección debe estar bien pensada y comparada con la duración del proyecto y su ubicación.

· No te olvides de los costes de gestión y transporte

Ciertos tipos de plataformas, como la araña, deben necesariamente ser cargadas y transportadas por otro medio. Pero eso no es todo, algunos alquiladores prestan pequeñas intervenciones de mantenimiento o de limpieza durante las obras.

Nuestras conclusiones

Las plataformas aéreas se encuentran sin duda entre las máquinas más utilizadas en diferentes sectores. Es importante recordar que la seguridad es lo primero y por lo tanto es necesario que este equipo sea utilizado y guiado únicamente por operadores certificados y competentes.

easyAlquiler te ofrece la garantía de una maquinaria siempre en optimo estado y la ventaja de un alquiler flexible adecuado a tus necesidades. En nuestro sitio web encontrarás maquinaria y equipos de todo tipo incluyendo una amplia selección de plataformas aéreas.

compartir: