¿Qué son las carretillas elevadoras y cómo funcionan?

Qué es una carretilla elevadora y cómo funciona - easyAlquiler Blog
compartir:

Imprescindibles en los almacenes logísticos así como en otros sectores productivos, las carretillas elevadoras se han convertido en las protagonistas de la elevación, el transporte y almacenaje de carga.

Eficientes y duraderas, estas máquinas permiten la manipulación y el traslado seguros de mercancías y materiales en todos los contextos donde este trabajo sea necesario.

Si deseas conocer los detalles de cómo funcionan las carretillas elevadoras y descubrir cómo podrían ayudar a hacer tus proyectos más productivos y eficientes, ¡solo sigue leyendo!

¿Qué es una carretilla elevadora?

Una carretilla elevadora es un vehículo pequeño, que posee en la parte delantera una plataforma bifurcada que, accionada eléctricamente, puede subir y bajar. Las cargas o palets son insertados en las horquillas de la plataforma para ser elevados, trasladados y almacenados. 

Las carretillas elevadoras se presentan en sus versiones eléctricas o diésel. Algunas de estas máquinas permiten que los operadores se sienten mientras conducen y operan la máquina, mientras que otras requieren que el operador esté de pie. 

Gracias a una combinación hidráulica y un sistema de poleas, entre otras cosas, son capaces de levantar materiales pesados y trasladarlos a diferentes distancias. Se utilizan comúnmente en los almacenes, en la construcción y otros lugares que necesitan transportar grandes cantidades de materiales pesados, reduciendo el tiempo y el esfuerzo necesarios para levantarlos, desplazarlos y almacenarlos. 

Gracias a las grandes ventajas que aportan, el alquiler de carretillas elevadoras se ha convertido en uno de los más demandados en el mundo del alquiler de maquinarias.

¿De qué se compone?

Una carretilla elevadora consta de una variedad de componentes necesarios para cumplir con el trabajo de elevar, trasladar y almacenar las mercancías y cargas en los pasillos de los almacenes logísticos, en la construcción y otros contextos.

Podemos diferenciar las partes fundamentales de las carretillas elevadoras que se componen de: 

Bastidor

Es el componente más elemental que forma la base de la máquina. Todos los componentes clave del montacargas, incluidas las ruedas, el contrapeso y el mástil, están unidos al bastidor del camión.

Contrapeso

Situado en la parte trasera del bastidor, se trata de un peso de hierro fundido cuyo objetivo es proporcionar equilibrio a la máquina cuando está levantando la carga. En la carretilla elevadora eléctrica, el contrapeso es la batería de ácido-plomo.

Mástil

Compuesto de rieles verticales, el mástil permite posicionar y elevar las cargas a partir de cilindros hidráulicos y está equipado con rodillos. 

Tablero para horquillas

Se trata de una placa que se fija al mástil y permite la sujeción de las horquillas que suben y bajan para trasladar las cargas.

Horquilla

Son un componente fundamental de las carretillas elevadoras ya que permiten recoger las cargas o palets para ser apilados. Cuando las cargas no están paletizadas, se adaptan accesorios que permiten elevar y transportar objetos tubulares o largos.

Fuente de alimentación

Las carretillas elevadoras que poseen un motor de combustión interna funcionan con combustible diésel, gasolina o gas licuado. Las versiones eléctricas obtienen su energía de baterías.

Puesto de control del operador

Desde aquí, el operador tiene acceso a todas las funciones y los dispositivos de mando y de control.

Tejadillo protector del operador

Es una estructura que protege al operador frente a cualquier caída fortuita de objetos. En los casos en que en la carretilla elevadora haya cabina cerrada, este tejadillo forma parte de la estructura.

¿Cómo funciona una carretilla elevadora?

La elevación

El sistema hidráulico utiliza una serie de cilindros, pistones y fluidos para poder levantar y bajar las cargas de manera eficiente. Los pistones hidráulicos están unidos a los mástiles de la carretilla elevadora.

Cuando se activa una carretilla elevadora, su fuente de energía pone en marcha una bomba hidráulica que activa una serie de cilindros. Una vez que los cilindros tienen suficiente presión, la carretilla empuja los pistones hacia arriba, elevando el mástil, que se enganchan a un conjunto de cadenas que tiran de las horquillas hacia arriba y hacia abajo para subir y bajar la carga.

Los controles

Para el desplazamiento, elevación y almacenaje, las carretillas elevadoras tienen tres controles básicos: 

El primer control es un mecanismo de dirección que acciona las ruedas traseras. Cuando el operador gira el volante, giran las ruedas del eje trasero, en lugar de las del frente. El beneficio de tener tracción trasera es que le permite al conductor un mayor grado de rotación y precisión al manejar una carga.

El segundo control es para levantar la carga. Los controles de elevación usan una palanca para mover la carga hacia arriba y hacia abajo. Al empujar la palanca de elevación hacia adelante la carga se mueve hacia arriba mientras que al tirarla hacia atrás, se mueve hacia abajo. 

El tercer control es para desplazar la carga de manera horizontal, hacia adelante y hacia atrás. La función de desplazamiento horizontal involucra dos cilindros hidráulicos que se encuentran en la base del mástil. 

El equilibrio 

Los miles de kilos que pueden levantar y trasladar las carretillas elevadoras se estabilizan mediante un contrapeso en la parte posterior del vehículo. Este componente evita que la carga se desplace hacia atrás y que la carretilla elevadora vuelque cuando tiene que levantar una carga muy pesada. 

Conclusiones

Las carretillas elevadoras han evolucionado y optimizado mucho desde que se inventaron a principios de la década de 1920. Hoy en día, son equipos imprescindibles en los almacenes logísticos, la construcción y otros sectores productivos. 

Su capacidad de levantar y desplazar grandes cantidades de materiales o mercancías, permite reducir el tiempo y esfuerzo de trabajo, aumentando la productividad y eficiencia en todos los ámbitos en los que son empleadas.

El alquiler de corto, mediano o largo plazo de estos equipos es de los más populares en el sector de alquiler de maquinarias. 

En easyAlquiler te proponemos una gran variedad de carretillas elevadoras que puedes elegir y alquilar en unos pocos clics, desde cualquier dispositivo y lugar, eligiendo buscar la máquina desde nuestras delegaciones o bien recibiéndola en tu lugar de trabajo.

¡Elige el alquiler de carretillas elevadoras “easy” con easyAlquiler!

Descubre aquí nuestras carretillas elevadoras en Galicia

Busca aquí tu carretilla elevadora en Madrid

Encuentra aquí nuestras carretillas elevadoras de Comunidad Valenciana 

compartir: