¿Qué es un apilador eléctrico?

Qué es un apilador eléctrico - easyAlquiler Blog
compartir:

Si tienes un almacén en tu empresa o trabajas en uno de ellos, sabrás que un apilador es algo imprescindible.

Un apilador es muy parecido a una transpaleta. Ambos son máquinas de gran utilidad en almacenes y empresas que requieran el traslado, la carga, descarga y manipulación de mercancías, pero son realmente dos máquinas diferentes.

Existen diferentes tipos de apiladores, tanto manuales como semi eléctricos.

En este artículo te vamos a hablar en detalle del apilador eléctrico.

¿Qué es y para qué sirve un apilador eléctrico?

El apilador eléctrico es el resultado de añadir a una transpaleta un elemento de elevación. 

Como mencionado antes, se usa para desplazar mercancía paletizada. Es particularmente útil en espacios con pasillos estrechos en los que una carretilla elevadora no pasaría. Su función principal es la de mover en altura elementos que, por su peso, no podrían ser levantados por una sola persona. Para utilizarlo, se introduce la horquilla debajo del palet, se sube accionando un botón y se mueven los mandos para dirigirla al lugar deseado. Encontraremos la posición de conducción en la parte trasera, con el operador de pie en el lado o sentado en una plataforma específica

El apilador eléctrico funciona a batería, que permite trabajar durante 6000 horas aproximadamente.

Normalmente está fabricado en metales ligeros y plásticos.

¿Qué ventajas tiene respecto al apilador manual?

Los apiladores manuales son muy utilizados ya que permiten más libertad de movimiento. Son ligeros, de elevación hidráulica y son la solución ideal para el transporte de cargas medias y ligeras.

Apilador manual -  easyAlquiler Blog

Los apiladores eléctricos se caracterizan por un funcionamiento más silencioso y cómodo. No hay humos de escape y esto es especialmente importante si el operador está trabajando en un área cerrada. Por eso, los apiladores eléctricos están diseñados para un uso en espacios interiores, almacenes cerrados de pasillos estrechos en los que su sistema de rodamiento funciona mejor. Su uso se recomienda en almacenes pequeños o medianos.

Otra característica que nos ayuda a elegir entre un apilador manual o eléctrico es su capacidad de carga máxima.

Claramente un apilador eléctrico permite mover y transportar un peso mayor que uno manual. Hay apiladores eléctricos que soportan cargas desde los 1000 kg hasta los 2000 kg.

La elección del modelo de apilador dependerá también del volumen de las masas que se muevan y de la frecuencia de la manipulación que se llevará a cabo. Para un uso intensivo, los apiladores eléctricos son los más adecuados.

Otra ventaja muy importante de los apiladores eléctricos es que sus cargas pueden ser elevadas a alturas bastante importantes. En general, un apilador eléctrico puede llegar a alcanzar una altura entre 2 y 12 metros. 

Otra ventaja del apilador eléctrico es el simple hecho de levantar un producto y moverlo a través de un motor. Eso reduce la fatiga y los dolores de espalda de los trabajadores. 

Finalmente, gracias a su tamaño compacto, se tendrá una mejor visibilidad cuando se está manejando y transportando cargas. Esto ayuda a reducir las posibilidades de accidentes.

Tipos de apiladores eléctricos según la aplicación

Es importante tener en cuenta el tipo de aplicación específica en cada caso en la que se utilizará el apilador eléctrico. En función de esto, existen distintos tipos de apiladores que se ajustan a las necesidades de cada empresa.

  • Apiladores eléctricos estándar de media/alta capacidad. Son apiladores diseñados para conseguir altas capacidades residuales a gran altura.
  • Apiladores eléctricos para doble apilamiento. Pensados para transportar 2 palets simultáneamente. Se suelen usar este tipo de apiladores en la carga y descarga de camiones, para aprovechar al máximo la capacidad del camión.
  • Apiladores eléctricos con brazos de soporte abiertos. Especialmente usados en situaciones en las que existen problemas de acceso con los brazos de soporte estándar. También se usan junto con algún tipo de accesorio para manipular cargas circulares como bobinas o bidones.
  • Apiladores eléctricos con carro retráctil. Aquí tenemos la opción de poder retraer el mástil para utilizarlo con el mismo fin con el que utilizamos una carretilla retráctil en espacios reducidos.
  • Apiladores eléctricos de alta intensidad. Utilizados en espacios con mucho movimiento. Por lo tanto se requiere tener la máxima visibilidad para evitar los accidentes. Habitualmente los encontramos en centros de distribución, almacenes o industrias con un uso intensivo.

Por qué alquilar un apilador eléctrico

Ventajas apilador eléctrico - easyAlquiler Blog

Alquilar un apilador eléctrico es la mejor opción porque te permite usarlo sin tener que comprarlo nuevo. Es una excelente manera de aumentar la productividad y tener flexibilidad a la hora de ofrecer un servicio. Disponer de un amplio catálogo de equipos y maquinaria significa poder elegir exactamente lo que se necesita para un trabajo específico.

Además cada vez que compras una máquina nueva tendrás que disponer de espacio donde guardarla cuando esté parada. Y esta es precisamente una de las ventajas económicas más apreciadas del alquiler. Descubre aquí en el detalle más ventajas del alquiler de maquinaria 

Si quieres conocer todos los modelos disponibles en easyAlquiler, te dejamos aquí nuestros catálogos: 

Conclusión

Un apilador eléctrico es una máquina que proporciona un alto rendimiento, eficiencia energética y confort para el trabajador. 

Su uso tan extenso hace que se haya convertido en uno de los equipos de trabajo más usados en almacenes y empresas de contrucción.

 Si quieres saber cuál es el más adecuado para tu proyecto, contacta con easyAlquiler, estaremos encantados de ayudarte.

compartir: